¿Quién soy?

Podría decir muchas cosas de Macuco. Podría inventar historias de cómo nació, de cómo proyecté llegar acá, de cómo soñé con emprender algo. Pero la verdad es que Macuco vino a darme una cachetada y levantarme de un lugar muy oscuro y triste en el que me encontraba. Es nada más y nada menos que la expresión de una etapa de búsqueda de aceptación y amor propio. 

Por qué les digo esto? Porque a mi me fue difícil pararme como artista frente a un mundo que me miraba de reojo, pero en este tiempo conocí un montón de gente hermosa que me hizo entender que tomé el camino correcto.

Chicos y grandes me muestran a diario sus dibujos, un nene de 7 años me cantó una canción en alemán, muchísimas voces hermosas que no quisieron ser filmadas pasaron por el pequeño stand que monté con mucho temor en una feria enorme. Ni se imaginan la cantidad de personas que se interesan en el proceso, en los materiales, en las terminaciones de los objetos. En este tiempo conocí a un montón de artistas y entendí que no estaba sola.

Por eso quiero invitarte a compartir esto que tanto nos gusta, a confiar en vos y pisar fuerte, a desarrollar el arte en todas sus formas y expresiones. Desde adentro y hacia afuera, siempre.

Y si elegís llevarte algo de esta tienda, además de un producto hecho con amor, vas a llevarte un poquito de mi mundo.

Porque Macuco es mi mejor versión, mi Hakuna Matata, y mi infinito universo.